A escasos meses de las cada vez más igualadas elecciones el gobierno pretende hacernos mantener la calma contrariamente a lo que alertan los populares. Más plural que popular (valor que, por cierto, en ese llamado “Lunes Negro” cerró con casi un 7% siendo el segundo banco peor situado por detrás de Botín) resulta este ambiente de crisis que Solbes y cia pretenden calmar con argumentos tan superficiales como el gobierno de escaparate consecuencia de una envestidura no esperada, con más talante que talento. Leíamos hace escasos días en EXPANSIÓN “La crisis de crédito está siendo más duradera e intensa de lo esperado con futuro aún incierto. (…) Coartada inútil para negar una crisis precipitada y agudizada por el efecto subprime pero incubada desde tiempo atrás por el agotamiento de un modelo excesivamente dependiente de la construcción, del consumo, y del endeudamiento fácil.” Me pregunto si al final acabará siendo el matrimonio homosexual el más recordado logro socialista durante los últimos cuatro años a falta de méritos mejores. Quizás para muchos el tema de la bolsa pueda resultar lejano o elitista pero no por ello queda exento de consecuencias y ejemplos que todo el mundo es capaz de reconocer. Todos tenemos un retrete (no confundir con “retirada a tiempo” señores socialistas, que también). Este retrete, a menudo, proviene de una casa igual de conocida que la borbónica pero mucho más útil: Roca. Esto es, la de los sanitarios. Empresa que acaba de anunciar el despido del 16% de su plantilla en Alcalá de Henares, tal y como hiciera en Barcelona hace un año. ¿La causa? La falta de demanda y los stocks: ya no se construye tanto.

Vivimos en un país donde a quien no posee casa propia se le considera un desgraciado, donde pagar una hipoteca resulta una esclavitud democratizada para mucha gente. Un país donde o no se ahorra nada o se hace de forma muy conservadora. Una nación donde en cuestión de quince años será imposible pagar las pensiones de nuestros mayores en un Estado cada vez más viejo. No hay liquidez, sólo patrimonio y, señores, cabe recordar que -como dicen los anglosajones- que la liquidez es la reina. Cada vez cierran más inmobiliarias, cada vez hay menos trabajo para inmigrantes en el sector de la construcción, cada vez la especulación del inmueble es menos lucrativa y la burbuja inmobiliaria ya agoniza. ¿Qué otros indicios de crisis espera el gobierno tener como declarar el estado de alerta? Hasta la fecha, inyecciones moderadas de capital por parte del FMI o en Banco Central o ventajas en la tributación fiscal trimestral y anualmente parecían suficientes pero la realidad ya es otra. Los bancos están muertos de miedo y con razón teniendo en cuenta que desde hace ya algún tiempo tanto el patrimonio como la posesión de títulos servían de avales pero, vuelvo a insistir: no hay liquidez. El EURIBOR señala que el mercado interbancario no goza de un buen momento, probablemente enfatizado por el llamado efecto “fin de año” y cada vez que se oye hablar de él es como hablar del VIH con respecto al SIDA. ¿Qué clase de enfermedad estamos propensos a sufrir en nuestro sistema económico? ¿Qué solución pretende dar el gobierno a esta delicada situación social y económica?

Dando vueltas a todos estos temas nos damos cuenta de varias realidades de nuestro país. El gobierno socialista no presenta una buena política o, como mínimo, solución económica a corto y medio plazo. La liquidez de la sociedad española merma a pasos agigantados consecuencia de una dependencia inadecuada e imprudente del sector de la construcción. Los bancos requieren de socorro traducido en inyecciones de capital (véase la Reserva Federal Americana con la recortada de tipos) para compensar la tasa de endeudamiento público. La bolsa, tras alcanzar máximos históricos hace escasos meses, roza con bajar, en el mejor de los casos, apoyar en los doce mil puntos con cientos de millones de euros perdidos por parte del atemorizado pequeño y mediano inversor. Más vale prevenir. Si TEF, SAN o POP se resienten de formar récord cabe pensar que en un mercado tan conservador como el IBEX hay algo que se avecina y que no está del todo bien.

Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Yahoo! Agregar a Google Agregar a Meneame Agregar a Furl Agregar a Reddit Agregar a Magnolia Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks Agregar a Promoting Blogs Agregar a Mister Wong Agregar a Barra punto com Agregar a autobombo
Bookmark and Share

4 comentarios

  1. smirnoff // 24 de enero de 2008, 8:18  

    Igualadas? no lo dudes, va a ganar el psoe, para bien o para mal, y esto es mas merito del pp que del propio partido. por otra parte, tampoco das mucha argumentacion para deshechar la politica economica del soe, que efectivamente no ha sido ninguna maravilla.

    y quiero decir otra cosa, no creo que el patrimonio sea algo de lo que haya que huir, el tener un terreno es algo cada vez mas preciado y es una inversion que tarde o temprano suele fructiferar, entiendo que tu opinas lo contrario? Teniendo solo dinero te arriegas a que con el paso de los años este pierda valor al subir los niveles de vida.

  2. Zito // 24 de enero de 2008, 18:23  

    Muy bueno el artículo Dani ;).
    Pero en las próximas elecciones volverá a salir el PSOE, sabes esa frase que dice: el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra?pues eso parece que LES pasa.

  3. blogeteando // 24 de enero de 2008, 22:37  

    Todos los partidos políticos dfe hoy en día son la misma puta mierda. Es una tontería discutir.

  4. zito // 25 de enero de 2008, 20:48  

    colega no respondes a los comentarios ehh

Publicar un comentario

Recuerda que aquí puedes escribir lo que quieras como quieras. Lógicamente el spam descarado o los mensajes que resulten inapropiados serán eliminados (por lo pronto esto último no lo he llegado a hacer nunca :P)

Mensajes privados directamente en: danielsucio@gmail.com