Photobucket
Supongo que a todos cuando, por ejemplo, nos preguntaban en una entrevista de trabajo sobre nuestras aficiones o íbamos a la tele a hacer el subnormal, siempre surgía la preguntita esta de marras de "¿qué tipo de música te gusta?".

Hace algunos años, durante un curso sobre oratoria que realicé en unas jornadas culturales de mi universidad, recuerdo que empecé una exposición empleando la trill
ada técnica de la frasecita para llamar la atención. Mi frase fue algo así como “amigos... la música es como el sexo. Es una cosa que, de una forma u otra, gusta a todo el mundo”. La exposición trataba sobre las descargas de música en Internet y hablo de por allá el 2000 así que poco puedo rescatar de aquello ya.

Para mi la música es un aspecto muy íntimo de mi personalidad. Cuando todavía tenía vocación y esperanzas profesionales, aspiraba a trabajar como crítico musical porque me pirraba. Siempre de forma altruista (salvo por los discos promocionales y las entradas a conciertos), he colaborado en cantidad de medios de radio y prensa musical con el fin de hacer puntos en mi CV. Incluso llegué a emitir un programa de radio desde mi casa por Internet antes que iTunes pusiera de moda la palabra “podcast” o ni Dios supiera qué demonios e
ra eso. Después de GH -por las causas de los caminos de la vida que uno opta tomar-, todo eso ha pasado a mejor vida y, aunque todavía vivo y disfruto la música como antaño, ya no me dedico tan en cuerpo y mente a esa importante afición que tanto significa para mi.

Aunque tengo grandes saltos de campo y una basta curiosidad musical, me atrevo a decir la verdad aunque a muchos a mi edad les pueda parecer ridículo: me gusta el Heavy Metal. Antaño era más polivante: speed, thrash, power, stoner... aunque ahora lo que verdaderamente me gusta es el progresivo más underground y, sobretodo, el Metal extremo: según que black, grind y, antes que nada, el Death Metal. Soy muy elitista, no me gusta la mierda ni soy de los que se quedan en los clásicos. Cuando vivía en casa de mis padres solía escuchar 5 o 6 discos mínimo al día y constantemente escribía críticas para medios. Ahora que lo
cuento han sido 3 radios y 5 medios de prensa escrita, todos ellos bastante respetables. Me ha hecho gracia ver que todavía están mis escritos de rafabasa p.e. Si os gustan las parrafadas, echad un vistazo a esta crónica de Dream Theater, por ejemplo, de antes de que se adulterasen por completo.

Soy muy receloso y cerrado a la hora de hablar de la música que prefiero, básicamente porque entiendo que guarda consigo un carácter reservado. No es música para todos los públicos ni tampoco pretende serlo. La música extrema es una pretensión cultural distinta. Una música que explora y exprime los límites de la relación entre la naturaleza humana y la elaboración de la música en sí misma. Un afán por transportar a sus últimas causas los límites físicos humanos aplicados sobre la c
omposición, ejercicio y, en definitiva, elaboración de una música diferente. Una música que entiende que no es necesario ser sencilla, coloquial o de rápida asimilación para ser buena. Una filosofía musical que entiende que no todo aquello que resulta ingrato para el oído no ilustrado en una primera escucha tiene por qué ser malo.
La gente que escucha música extrema es gente mayoritariamente inteligente, probablemente de edad superior a la media de gente que sigue otros estilos metálicos, y, habitualmente, también músicos. No son asesinos en serie, ni cazurros, ni posers. Tampoco snobs, esquizofrénicos ni excéntricos. Esto debería servir como pista para aquellos que se mofan tildándola de “ruidosa” o poco elaborada. No son pocos los que han reparado en su error al afirmar desde su total desconocimiento tales falacias y haber averiguado después la importante calidad técnica, física y, en definitiva, musical de ese minoritario estilo de música que tanto me transmite y tan personal me resulta. Una forma de expresión cultural sublime -desde un p
unto de vista estético- donde se busca la transmisión de un algo personal sustentado en los límites, en el extremo de las posibilidades físicas, escénicas y sonoras. La fuerza, las emociones (agresividad, ira, rabia, poder...) y la velocidad entonadas de forma oscura comprenden los ingredientes necesarios para hacer sonar esta expresión artística.

Amo la música extrema. Y respeto mucho su carácter íntimo, por eso jamás he reparado demasiado en destapar esta inquietud tal y como la siento.

Ahora escucho menos que antes porque a Laura no le gusta ese rollo y, entiendo que, en un coche es poco amigable para el profano. Desde siempre el coche ha sido mi medio habitual para disfrutar de dos de mis pasiones a la vez (también adoro conducir) y cuando uno ya no es soltero, la verdad es que la audioteca cambia radicalmente. Ahora soy más
de escuchar la radio.

Toda esta reflexión pretendía ser un preludio de una mini crónica de un concierto al que acudí el pasado día 29. A una escasa hora y media de su comienzo, un amiguete me llamó para advertirme de este concierto del que no tenía noticia. Buena hora, buen sitio, buen día, 10 euros de entrada... ¿qué más se podía pedir? Allí me presenté.

Los grupetes (todos ellos increíbles) eran tres. En primer lugar abrieron DESPISE que, en esta ocasión, venían de su natal República Checa con un segundo vocalista añadido con una voz grave incluso más cafre que la de su maestro. Acojonantes como casi todos los de su estirpe. Ellos se describen como "Groovy US moshing Death/Grind" y creo que la etiqueta es bastante acertada. Aliviaron la morriña con temas muy elaborados, grandes dosis técnicas (como a mí me gusta) y un tremendo gusto para meter blastbeats sin piedad. Me gustaron mucho, la verdad.

Serenity through Indulgence.mp3 -

Los segundos, o mejor dicho, el segundo era el líder y compositor de INSIDIOUS DECREPANCY, que en esta ocasión venía acompañado de una caja de ritmos. Es acojonante ver como toca este tío. Rápido, agresivo y sorpresivamente límpio. Creo que le bastaron un par de minutos para eliminar esa cutrez de puesta en escena a lo cantautor para llenar él sólo el escenario desde el que nos acabaría dejando a todos la boca abierta: impresionante. Cantaba, tocaba y encima hacía muecas en las que dejaba entrever su pasión hacia lo que hacía. Me gustó muchísimo. No me extrañó nada cuando me enteré que, aún yendo solo, al día siguiente era de los últimos en cerrar en un festival de Portugal. Un auténtico hijo de puta con look de homosexual y un odio que haría temblar a satanás.

Inebriated by the Blood of Divine Suffering Through Secular Dissection - Insidious Decrepancy

Los cabezas de cartel eran UNMERCIFUL, también de USA como el anterior. Estos son bastante conocidos en el mundillo por sus tablas y los años que llevan en la escena. El espectáculo fue también muy bueno aunque algo irreverente por la actitud, quizás no del todo profesional, del vocalista y algunos integrantes. Brutal Death con grandes dosis de Grindcore que hacía pupa, la verdad. También brillantes y bastante generosos con un set de casi una hora. Me gustó. Grabé este pequeño clip para vosotros aunque el sonido se sature demasiado:




Retribution - Unmerciful

Y, con esto, doy por concluída e ilustrada mi reflexión sobre el Metal extremo. Una de mis reflexiones en voz alta más intimista de las que he escrito en el blog.

Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Yahoo! Agregar a Google Agregar a Meneame Agregar a Furl Agregar a Reddit Agregar a Magnolia Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks Agregar a Promoting Blogs Agregar a Mister Wong Agregar a Barra punto com Agregar a autobombo
Bookmark and Share

10 comentarios

  1. Sospechoso Habitual // 2 de mayo de 2009, 1:48  

    Me ha gustado mucho este articulo, ya que este estilo de musica tambien es el que mas escucho y en absoluto lo veo ridiculo, aunque tampoco pienso que todo oyente de metal extremo tenga porque ser culto, hay de todo.

    Seria tambien genial si pudieras colgar alguna grabacion de la radio en la que aparezcas hablando sobre metal o scanear algun zine en el que participases.

    Por cierto, has escuchado el nuevo de Mastodon? Me parece uno de los discos de la decada. ¿Exagero? Yo diria que no.

  2. Dani "el sucio" // 2 de mayo de 2009, 18:39  

    Sospechoso habitual yo no he dicho que todo el mundo que escuche esta música sea culto, eso sería una absurdez.
    Tan sólo me refería a que suele ser un tipo de personas musicalmente más abierta, con actitud suficiente como para explorar otras alternativas a los 40 criminales, radiofórmula en general o, simplemente, estilos musicales de índole más comercial aún cuando se etiquetan de "alternativos" o "underground", ya sabes..

    Escuchar un tipo de música no te hace más culto. Eso, insisto, es una absurdez.

    No he escuchado lo último de Mastodon aunque tampoco son mi ojito derecho. Sus primeros trabajos no están mal, aunque tienen otras alternativas tb más interesantes como BURNT BY THE SUN, DON CABALLERO, THE DILLINGER ESCAPE PLAN.

  3. María // 2 de mayo de 2009, 21:26  

    Almudena Martínez o Chiqui Bom Bom se propuso un reto en esta vida, el de que todo lo que sueñas o te propongas, por muy descabellado que sea, se puede conseguir con esfuerzo, valentía y sobre todo creyendo en uno mismo. Así lo demostró en Gran Hermano, donde alcanzó el tercer puesto como finalista de la última edición, y más tarde se le metió entre ceja y ceja el posar en la revista Interviú, pues veía a todas sus compañeras en la portada mientras que a ella no se lo habían ni tan siquiera ofrecido. Pues bien, la suerte o el destino ha querido que a la joven la veamos próximamente en la portada de una revista que nos enseñará todos los encantos de la cartagenera.

    Se que no tiene nada que ver con este post, pero tenia q escribirlo...

  4. Dani "el sucio" // 2 de mayo de 2009, 23:20  

    Al margen de lo inclasificado, gracias por tu aporte María.

    Yo no creo que la muchacha esta tenga los méritos que dices. Creo que su actitud, su ordinariez y su osadía, en realidad, son fruto también de una frustración perpétua, al margen de superaciones personales.
    Quedar 3ro, 1ro o 14vo en GH no es meritorio. Depende de lo bien que caigas y lo que en realización te faciliten. Caer bien no es meritorio y la expresión de "soy así y a quién no le guste, puerta" bien lo prueba: resignación al no esfuerzo. Además, esta libró, sobretodo, por ser coleguita de Iván más que por sus propios y dudosos méritos.
    Por otra parte, quisiera rectificar tu desconocimiento para advertirte que, en Interviú no sale quien quiere, sino quien puede... y además no siempre. Está claro que la revista no la sacará por guapa ni como ejemplo de superación de complejos personales, al margen de lo que diga la hipócrita editorial que acompañe el artículo.

    Interviú sabe que la gente ya no se masturba con estas cosas. Interviú ahora compite contra un ser superior: Internet. ¿Cómo combatirlo? Con sus propias armas. Interviú sabe que el morbo es una característica de la red de redes y quiere la primicia, aunque luego se convierta en una más de sus portadas... quizás memorable por algo más que aportar las tetas de otra GH... aunque eso la convierta en una publicación con tintes bizarros :P

  5. María // 3 de mayo de 2009, 13:21  

    Quizas deberia haber puesto "tenia que ponerlo", no lo he escrito yo:

    http://gente5.telecinco.es/blogs/elconfesionariodekiko/2009/04/24/almudena-posa-en-interviu-y-tamara-responde-a-rafa/

  6. dclxvi // 4 de mayo de 2009, 1:26  

    Ojo, que va ladrillo!

    El otro día me tocó hacer acto de presencia en el cumpleaños de una antigua amiga, que lo celebraba en uno de esos pubs superpijos que se están poniendo ahora de moda, con luces azules estridentes, cascadas (pajas no, de las otras) en las vidrieras, y todo como supermegaguay, con musicón DE MIERDA en plan los Safri Duo sobre una base de Reggaeton... Y ahí estaban todos los muchachos con sus ropitas nuevas del Zara, bailando todo puestos, cuando le comenté a un colega:

    - "Yo en otra vida quiero ser un mierda de estos sin criterio... que todo me valga... no tener opinión y ser feliz con lo que me echen".

    Parece que no viene a cuento, pero es mi aporte a esta historia. Firmado como el chico ese raro que escucha música que nadie conoce.

    No he oido la radio (asiduamente) en mi puta vida. Me he mantenido a base de cintas grabadas por los colegas... luego cds... y luego a base de los benditos Napster, KaZaa, AudioGalaxy, SoulSeek... Hasta la irrupción de la tecnología P2P me mantuve fiel a mi Marilyn Manson, hiciera lo que hiciera. Antes ya había mamado Queen, Heroes del Silencio, Iron Maiden, Megadeth, King Diamond... pero no acababa de encontrar mi sitio.

    El cerrarme a Manson fué un error tremendo del que no me di cuen hasta pasados unos añitos, en plena etapa florida del Nu-metal (año 2000), donde empecé a abrirme a koRn, Deftones, Limp Bizkit, Disturbed, Papa Roach, Linkin Park (cuando aún eran Lincoln Park), Coal Chamber... fué una buena época. Luego vino el descubrimiento de-fi-ni-ti-vo que fué Rammstein... y de ahí a la influencia alemana, con todo lo que eso conlleva: ebm, deutsche welle, electrogoth...

    Ahora tengo las miras bastante abiertas, como refleja mi iPod, donde lo mismo te encuentras a los Ruoska (metal industrail finlandés) que a Jay Chou (rapero pasteloso koreano) que a Rasputina (folk, cello rock) que a Drop Dead gorgeous (screamo emocore). No me fijo tanto en el estilo, sino en las canciones. Si me gusta, me lo quedo. De hecho me pasa constantemente que me gusta una canción, me bajo el cd y acabo borrándolo todo salvo 2 canciones.

    En cualquier caso, suelen ser grupos o artistas no conocidos (o al menos no mayoritarios) porque la gente está presa en su cárcel de Los 40... y si no sale en la tele no existe. Ah, no quiero dejarme sin comentar en este post como a la gente le resulta sencillísimo etiquetar por que sí. Yo: pelo corto, camisetas normales "de calle", pantalones vaqueros y zapatillas skater... siempre soy "el jevi" para un grupo de tias que conozco. No preguntes, nunca tuvo explicación alguna O_O Supongo que si no te gustan Los 40 automáticamente pasas a ser jevi. O wakala... pero claro, sin sellos de oro, sin pendientes y sin U no se puede xD

    Total, que aunque no comparta el gusto por el Metal Extremo, me solidarizo contigo en el sentirse un bicho ajeno a las tendencias y rarito por escuchar música diferente.

    P.S.(Marilyn Manson ha sido MUY grande... pero hoy dia está acabado... y no sabe como seguir viviendo del cuento. Maldita puta de la industria!)

    P.S.2(Sí que se acaba sintiendo uno como si se quedara en pelotas después de destripar sus gustos musicales, sí...)

  7. dclxvi // 4 de mayo de 2009, 1:29  

    Por cierto, hablando de cumpleaños: debe estar a punto de tocarte ya (si no te ha tocado aún),no?

    Esos Tauro ruinilla for the win! xD

  8. Dani "el sucio" // 5 de mayo de 2009, 1:19  

    Audiogalaxy fue el mejor pero con un spyware de tres pares de cojones. Qué tiempos... hemos vivido una época en todo esto del intercambio de música por Internet.

    Estoy convencido que en un futuro nuestros nietos se sentarán a escuchar las historias de aquel tema de metallica que bajé a lo largo de media hora con mi viejo modem de 28.8. Para ellos Internet como lo conocemos hoy día les parecerá casi milagroso.

  9. dclxvi // 5 de mayo de 2009, 17:00  

    Yo el Audiogalaxy lo tenía en el cyber en el que curraba por aquel entonces, así que lo del spyware me sudaba el troncho de sobremanera xD Me acuerdo que yo era fiel de Napster (antes del conflicto con Metallica y Madonna) pero en Audiogalaxy encontré un directo de Theatre of Tragedy que en Napster ni existía. Así que desde entonces usaba el Audiogalaxy para bajarme rarezas de esas chungas.

    El salto generacional, ya ves si se nota. 2 años en internet son como 10 años en la vida real. Ya hoy en día cuentas anécdotas y la gente que lleva relativamente poco con internet te mira raro...

    Enciendes el pc y ya tienes conexión automática a internet... y aparte está el messenger como una extensión natural de casa, de toda la vida.

    Como anécdota, me acuerdo allá por el 95 que me colaba en la Universidad a sangrar internet y ponías en el buscador (Altavista, que Google no existía aún!) Iron Maiden y salían... 4 resultados! Todo webs chanas con fondos 2D, gifs animados de calaveras y fuego y nada de info.

    Joder, qué viejo me siento ahora U_U

  10. Dani "el sucio" // 5 de mayo de 2009, 17:38  

    Yo lo más raro que bajé de Audiogalaxy fue Vauxdvihl y cosas por el estilo. Encima recuerdo que cualquier grupete raro se bajaba follao y casi al instante.

    De Napster descargué cantidad de bootlegs y rarezas de mis queridos Led Zeppelin. Pasé mi onanística adolescencia escuchando a estos dinosaurios y son maravillosos.

    Eres un veterano de la red de redes. Ahora yo creo que la gente si oyeran el sonido del conectar de un modem antiguo se echarían al suelo con las manos en la cabeza pensando que va a estallar.

Publicar un comentario

Recuerda que aquí puedes escribir lo que quieras como quieras. Lógicamente el spam descarado o los mensajes que resulten inapropiados serán eliminados (por lo pronto esto último no lo he llegado a hacer nunca :P)

Mensajes privados directamente en: danielsucio@gmail.com