De Belén Esteban se sabe que gusta, que su poligonera jerga llega hasta algunas asignaturas universitarias de sociología y que sus portadas en Interviú agotan ejemplares. También sabemos que mantiene a una familia tan numerosa como la de Corleone y que, aunque parezca increíble, todavía gran parte de sus minutos de protagonismo se valen de Jesulín, diez años después de haberse separado. Hay un nombre de una pequeña que es por todos tan conocido, como el de Pipi “Calzaslargas” o Parchís. El nombre es “Andreíta”, la hija de la oportunista todóloga de Telecinco.

Lo más triste es que todavía haya gente que se identifica con esta ex barriobajera venida a más y asemejen sus “problemas” (yo lo llamaría inversiones) conyugales y paternales con los de esta cuasi analfabeta catódica. Es habitual encontrar en los foros mensajes del tipo “Yo entiendo a Belén porque tengo un hijo y el padre pasa de él” y movidas de esa índole que desde la cadena conocen y sopesan. Hay gente para todo oigan. Hemos tenido que esperar al comunicado del Defensor del Menor para oficializar algo que todos sabíamos que es el ABUSIVO, INTERESADO, LUCRATIVO E INMORAL USO QUE HACE BELÉN ESTEBAN DE SU HIJA PARA SEGUIR PROTAGONIZANDO MINUTOS DE TELEVISIÓN. Eso poco importa -piensa la cadena-. A fin de cuentas, esta cenicienta del S.XXI dispara los índices de audiencia y eso eclipsa cualquier baremo o rasero moral en términos televisivos. No importa el qué si vende, ya lo maquillaremos con algún tipo de moralidad o finalidad aparentemente ética rollo “12 meses, 12 causas”.

Es vergonzoso que la cadena permita que una persona sin oficio ni beneficio, sin cultura ni moral pueda vivir del cuento de contar su genérica vida, la de su ex marido y, si es necesario en último término, la de su niña, que esa nunca falla. Incluso me pregunto si esa sobresubida de azúcar que la imposibilitó ayer por la tarde de contar nada en su programa de sobremesa de marras no sería una apestosa estrategia para ablandar su percance legal mediante su enfermedad (y no es el primer caso misterioso de este tipo que me encuentro) o para asegurarse contarlo en el mismo programa edición nocturna, que siempre se pagan bastante mejor.

Belén, lo tuyo ya huele. Y lo peor es que tenemos la impresión que tu historia interminable durará hasta que te jubiles. Déjanos en paz. Gracias.

Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Yahoo! Agregar a Google Agregar a Meneame Agregar a Furl Agregar a Reddit Agregar a Magnolia Agregar a Blinklist Agregar a Blogmarks Agregar a Promoting Blogs Agregar a Mister Wong Agregar a Barra punto com Agregar a autobombo
Bookmark and Share

6 comentarios

  1. Alonzo // 14 de septiembre de 2009, 4:45  

    En fin. Como curiosidad, ¿cómo viste a Belen el día en que coincidiste con ella fuera de plató? ¿es lo que aparenta? ¿mejor, peor...?

  2. libélula // 15 de septiembre de 2009, 21:47  

    Hola sucios.

    Hace tiempo que no paseaba por aqui, y el rechazo total que me provoca la Esteban me hizo pensar en que habrías comentado algo acerca del tema de ¿interés nacional? del que se habla en todos los medios. Lo que nos faltaba, seguir engordando el cerdo y ver cómo se multiplican sus minutos televisivos.

    Nunca entenderé el éxito mediático de esta tipa.

    saludos a todos.

  3. Dani "el sucio" // 17 de septiembre de 2009, 0:02  

    Alonzo: es lo que aparenta. Sabe bien a lo que se dedica y donde está pinada.

    libélula: a mi también me sorprende.

  4. itsaso // 17 de septiembre de 2009, 7:41  

    bueno pues como ya he perdido toda la psicología y el decoro después de escribir en el blog de gh (ay que ver lo liberador que es hablar e gente que no se conoce, qué tranquilidad interior!), añadir que belén esteban es tb lo peor de lo peorcito y que personalmente sólo creo que puede conectar con gente de los muy bajos fondos, sin ánimo de ofender a nadie. mi abuela la adora, y es obviamente por su discurso simplista, victimista de madre coraje sufridora del siglo XXI con el que justifica que en vez de ponerse a fregar suelos una puede sacar a su familia adelante soltando mierda por la boca y haciendo alarde a toda honra de una incultura que parece que parece que cada día se acentua... tb pienso que los chungos somos en cierto modo nosotros que lo vemos y hablamos de ella...ojalá no sólo le caiga puro sino que además cierren el programa que ha permitido que haga tanta declaración sobre la niña que nunca se comió el pollo.tenemos la tele que nos merecemos.

  5. libélula // 22 de septiembre de 2009, 18:49  

    itsaso joé que contundencia y qué razón tienes.

    Y mira que yo soy friqui. Y entiendo que guste porque mucha gente se vea reflejada, hasta esto puede salir en la tele, pero por dios, ¿tanta gente habla como ella?; ese rictus permanente de asco en su jeta (ya me estoy calentando) acompañado siempre por ese buscarse su reflejo en cámara, la ordinariez en estado puro, su tono de voz, ¿sabes lo que creo? Que todos se rien de ella y que todos la ignoran. Dame pan y llamamé tonta, pa que yo compre pollo.
    En mis sueños la veo en un embolao de cámara oculta, a lo Kate Moss, desbarrando con el Jorge Javier y toda esa panda infecta del Sálvame nocturno. Y a la sexta hinchándose a poner imágenes de t5 hasta en los telediarios. Qué piacere mama mia!

  6. itsaso // 23 de septiembre de 2009, 4:52  

    amén libélula, amén. :)

Publicar un comentario

Recuerda que aquí puedes escribir lo que quieras como quieras. Lógicamente el spam descarado o los mensajes que resulten inapropiados serán eliminados (por lo pronto esto último no lo he llegado a hacer nunca :P)

Mensajes privados directamente en: danielsucio@gmail.com